jueves, diciembre 02, 2010

martes, noviembre 30, 2010

Still Can't believe it !!!

Por eso me esperé hasta ahora, pero ya que llegaron los boletos y los tengo en mis manos puedo decirlo!!!

Estoy super emocionado pues esta vez si alcancé boletos y en cancha; y no es que sea super fan de U2, o sea me gustan algunas de sus canciones y así, pero yo a quien quiero ver es al grupo que le abre la gira, y eso es lo que me emociona que al fin voy a poder ver a Snow Patrol en vivo, aunque sea por sólo unos minutos.

Igual me temo que será un concierto de esos memorables, así que Snow Patrol y U2 los veo el 11 de mayo en el azteca!!!

sábado, noviembre 27, 2010

Chain of thoughts

Hoy hace una semana que inicié con esta crisis de insomnio.

A esta hora, 2.15 am, me he encontrado en A&E con un concierto de la gira “Oral fixation” de Shakira. Eso activó mi memoria y me recordó que ese fue el primer concierto al que asistí con mi PP aquí en el DF, de eso hace 4 años ya, recuerdo que fue en el palacio de los deportes y que la canción que más disfruté fue “No”.

Eso me ha llevado un año atrás, cuando esa canción estaba de moda. Fue en el 2005, recién me acababa de cambiar de casa, recién había pasado algo que me hacía quedarme más tiempo en casa y eso me daba más tiempo para ver la TV, por eso pude ver el video de esa canción en VH1 y al día siguiente saliendo de trabajar pasé a Mixup a comprar el disco.

Recuerdo que entonces pasé por una crisis de insomnio y lo que hacía era escuchar música y escribir, escribir lo primero que se me viniera a la mente, y así, sin darme cuenta, empezaba a escribir lo que me preocupaba y que no me atrevía a admitir. En ese tiempo estaba añorando algo, algo que me parecía nunca iba a llegar (Está cantando antología, esa también la disfruté). Era una época de muchos cambios en mi vida y eso me tenía un tanto incierto y desconcertado.

Ahora es que me doy cuenta de que estaba tan obsesionado con la idea de encontrar una pareja que no me permitía disfrutar el momento que estaba viviendo, no me permitía ver todo lo que tenía y lo que estaba logrando. El momento en que al fin pude rentar un lugar en la zona donde yo siempre quise, cuando pude comprar los muebles que siempre soñé, cuando dejé a un lado la desidia y el temor y me atreví a volver a la escuela y empezar a estudiar la licenciatura, cuando tuve el valor de cortar de tajo con una situación que venía acarreando de años, aunque eso me representara tener que enfrentar uno de mis mayores temores: El miedo a la soledad.

Fue precisamente por estas fechas cuando la crisis se acrecentó, precisamente cuando se acercaba la navidad y caía en cuenta de que ese año iba a tener que pasar esas fechas sólo. Recuerdo que pensaba quedarme tirado en la cama en navidad y año nuevo y pretender q ese año esos días no los habían incluido en el calendario. Al final hice todo lo contrario, el 24 de diciembre en lugar de quedarme en cama, me levanté temprano, me bañé y me salí a la calle, hice un recorrido por la ciudad y terminé en un centro comercial comprando cosas para preparar una cena especial. Hice lo que Carrie: Enfrenté a mi soledad y la invité a cenar. Debo confesar que me la pasé bien, eso sí me acabé una botella de vino tinto yo solo pero me di cuenta de que era mayor mi temor a estar solo que lo que me provocaba la soledad en sí.

Así que empecé el 2006 con otra actitud, y perece que todo era cuestión de actitud, porque en el segundo mes del año apareció así de la nada lo que tanto había buscado, justamente cuando decidí que no era tan urgente, que no era tan prioritario, cuando dejé a un lado la angustia y la obsesión, cuando empecé a disfrutar la situación, cuando empecé a disfrutar de mi compañía, de mi rutina, de los cambios. Así como por arte de magia llegó, y fue mejor de lo que había esperado de lo que había imaginado de lo que habría podido pedir, y afortunadamente aquí sigue.

Ahora me siento en un momento similar, porque estoy obsesionado con obtener algo que no tengo, algo menos importante, menos valioso y menos improbable de obtener, igual sigo obsesionado, quizá a eso se deba el insomnio, pero quiero hacer lo mismo, quiero relajarme quiero aceptar que es verdad, no tengo trabajo pero la cosa no es tan grave como la quiero ver, es hora de tomar el control de mis emociones en lugar de dejar que ellas me controlen a mí, es hora de terminar este año con esta obsesión y empezar el siguiente con otra actitud, y quien sabe, quizá igual llegue de la nada, de donde menos me lo espere el trabajo que tanto he buscado y sea mejor de lo esperado, de lo imaginado, de lo pedido.

Mientras tanto a seguir disfrutando de Shakira y de mis recuerdos, que los tiempos pasados fueron buenos, pero los presentes son mejores, y los futuros lo serán todavía más.

jueves, noviembre 25, 2010

It is not so unusual.

Como siempre, mi subconsciente va diez pasos adelante de mí abriéndome el camino, y aunque no es la primera vez que me pasa no deja de sorprenderme.

Es como en esas películas donde van pasando cosas que no tienen sentido y al final entiendes que hay un porque; es como si estuviera armando un rompecabezas y poco a poco la figura empezara a tomar forma. Sólo que pongo las piezas sin darme cuenta, sólo que no se trata de uná película, sólo que el rompecabezas es mi propia vida.

Supongo que debo hacer lo mismo que se hace cuando se ve una buena película, no debo de tratar de encontrarle la lógica a las situaciones porque por estar pensando en eso me perderé lo interesante de la trama. Supongo que debo de hacer lo mismo que se hace cuando se está armando un rompecabezas, no debo de tratar de forzar las piezas porque puede que encajen, pero le quitaré su forma y quizás por mi desesperación tenga que empezar a armarlo de nuevo.

Lo único que me queda es seguir ese consejo tan socorrido y que, por simple, me resulta tan complicado: No desesperarme.

Tendré que empezar a disfrutar la función, no sea que la película se acabe y por estar tratando de entender como encaja esto en la historia me haya perdido los momentos importantes. Tendré que empezar a confiar en que las piezas encajarán, en que mi intuición me dirá donde ponerlas, y en que cuando termine de ponerlas podré disfrutar satisfecho de mi esfuerzo y me podré alejar un momento a contemplar lo que he armado.

Es lo que haré ahora, me retiraré un momento. Ahora que esta parte del rompecabezas está armada, ahora que entiendo porque las piezas se acomodaron de esa forma, ahora que me queda claro una vez más que hay álguien allá arriba que sabe lo que pienso incluso antes de que lo piense, y que por más terco, ingrato, obstinado y renuente que me ponga a veces, por más berriches que haga, no me deja poner las piezas donde no encajan, no me deja adelanterle a la película. Esa es una razón más por la que no tengo un sólo motivo para quejarme.

martes, noviembre 23, 2010

Todo es cuestión de actitud.

Ayer lo volví a sentir, al irme a acostar de pronto me entró una ansiedad incontrolable, un miedo sin razón, me faltó la respiración e hiciera lo que hiciera nada me controlaba. No quería dormirme, cerraba los ojos y empezaba a pensar en calamidades, empezaba a pensar que algo malo estaba a punto de pasarle a algún ser querido, y la angustía no me permitía esta acostado. Lo peor es que ni siquiera la TV me distraía y me puse a escribir, me puse a escribir hasta que el cansacio me venció y me quedé dormido con la computadora encendida.

Extrañamente hoy me sentí mucho mejor, con la mente más clara y con las ideas un poco mejor acomodadas. Por todo lo que escribí entendí que la incertidumbre me está matando, el no saber que va a pasar, el aún no encontrar trabajo, el que los días pasan y mi situación no se define, todo eso me angustia.

Sé que nada gano con preocuparme si ya me estoy ocupando, sé que las cosas sucederán cuando tengan que suceder, sé que igual que la vez pasada las noticias llegaran de donde y cuando menos lo espere, sé que me quedaré aquí porque eso es lo que quiero, y siempre que quiero algo me las arreglo para obtenerlo. Y sé que en lugar de preocuparme debería de disfrutar la experiencia y verle el lado positivo a todo esto, debería de aprovechar que mientra busco trabajo estoy conociendo la ciudad, estoy aprendiendo a moverme a través de ella y el acudir a tantas entrevistas me está ayudando a mejorar mis capacidades de expresión oral. Sé que por dinero no debo preocuparme, porque Dios se ha encargado de mandármelo siempre que siento que se me acaba, sé que cuento con el apoyo de mi familia y de mi PP; y si el saber esto no me tranquiliza hay algo más que me debo de dejar muy claro: La navidad está a la vuelta de la esquina, y no debo permitir que nada me evite el disfrutar de mi época favorita del año. Así que por eso, sólo por eso a dejar a un lado la angustia, la desesperación y la ansiedad y a empezar a disfrutar del espíritu navideño que ya se siente en el ambiente.

Y para empezar, hay que iniciar con la decoración navideña!!

lunes, noviembre 22, 2010

No hay plazo que no se cumpla...

El viernes presenté mi examen profesional. Desde mediados de octubre que me autorizaron la tesis para impresión y me dieron fechas tentativas de examen me pareció demasiado pronto, yo pensaba que me iban a dar la fecha para enero o febrero del próximo año pero no fue así. No me sentía ni preparado ni capaz; y es que aunque yo hice la tesis y estaba familiarizado con su contenido, no es lo mismo estar familiarizado que aprendertelo para poder contestar cualquier pregunta que se te haga en relación a ella. Así que para que no me ganaran los nervios, la desesperación o la ansiedad traté de no pensar en ello, ni hablar de ello.

No sé si fue eso lo que me funcionó o el que me haya dado gripa y que desde el martes haya andado sedado por tantos medicamentos, pero no me puse tan nervioso como imaginé me iba a poner. El viernes temprano me fui rumbo a Morelia y al llegar a la central ya estaba mi PP esperándome, que fue el único que estuvo conmigo en ese momento tan importante de mi vida. Nadie de mi familia, la sanguinea, pudo ir cosa que no me extrañó.

Llegué con media hora de anticipación a la escuela y al poco rato empezaron a llegar los sinodales, entonces si me puse nervioso, muy nervioso; sobre todo porque había otro examen antes del mío y se estaba prolongando demasiado. Al fin pudimos entrar a la sala y el examen inició. No sé como pero pude vencer los nervios y pude expresarme bastante bien, por lo que me dijeron los sinodales, mi PP y hasta el director que estuvo presente en el examen. Contesté todo lo que se me cuestionó; me sentí, y creo que me ví, seguro y confiado, por lo que el resultado del examen fue Aprobatorio por unanimidad.

Saliendo del examen nos fuimos a Celaya y en la central ya estaba el cuñado esperándonos. Llegamos a cenar porque en la tarde yo casi no había comido y para esa hora ya me moría de hambre. La suegra y la cuñada que estaban aun despiertas me felicitaron y tal. El sábado me despertaron con la noticia de que la prima y la tía no tardaban en llegar, no me dijeron nada pues me estaban preparando una comida sorpresa. En cuanto llegaron también recibí sus felicitaciones y las muestras de afecto y de alegría compartida de toda la familia. Fuimos al desfile por el aniversario de la revolución porque iba a participar la beba y no nos lo podíamos perder. Regresando desayunamos, mi PP se fue a trabajar y yo me acosté a dormir toda la tarde, estaba muy cansado no sé si por la gripa, los nervios o la emoción.

En la noche fuimos por mi PP a su trabajo y llegando a la casa me encontré con la sorpresa de que la esposa del cuñado había hecho los tacos sudados para comer/cenar que tanto me gustan. Ese día nos dormimos temprano pues yo no me reponía del cansancio.

El domingo desayunamos en familia, después nos fuimos con mi PP y la prima a dar una vuelta a Celaya y de regreso empezaron con los preparativos de la comida. Comimos en familia, la tía, que es la maestra de ceremonias para estas cuestiones, me dijo algunas palabras de felicitación en nombre de la familia y me sorprendieron otra vez con la rosca de chocolate y vainilla que tanto me gusta.

Fue un fin de semana memorable, no sólo por el hecho de que al fin conseguí algo por lo que tanto luché, por la alegría y la satisfacción que me deja el no haberme quedado a medio camino, el haber concluído a pesar de mi mismo la licenciatura, el haberme titulado a pesar del pánico que me daba la sola idea de sustentar el examen profesional. Quizá en la práctica sea verdad que no es mucha la diferencia entre tener un título y no tenerlo para conseguir trabajo, quizá sea un simple papel como algunos dicen o hasta yo lo pensaba; pero ahora que ya lo tengo entiendo la verdadera importancia de ese simple papel, pues la importancia no radica en el papel en sí, la importancia se encuentra en el esfuerzo, en los sacrificios, en todo el trabajo que hay que invertirle a conseguir ese papel. Y esta vez no me voy a demeritar, no voy a dejar de reconocer mi esfuerzo, no voy a jugar a la falsa humildad, estoy muy satisfecho conmigo mismo, estoy muy orgulloso de haberlo logrado, es un reconocimiento que necesitaba, es una reafirmación de que cuando me empeño puedo lograr lo que me propongo, es una muestra de mi inteligencia, de mi empeño, de mi disciplina, de mi perseverancia.

Por otro lado está el hecho de darme cuenta de que algo estoy haciendo bien, de que me he ganado el cariño verdadero, sincero y desinteresado de una familia que me ha acogido como uno más de ellos, una familia que me ha apoyado más aún que la propia, una familia que hace sacrificios para acompañarme, para celebrar conmigo, una familia que se alegra de mis triunfos y que sigue estando conmigo en las buenas y en las malas, una familia a la que nunca tendré cómo devolverle, cómo pagarle todo lo que han hecho por mí.

Mención aparte merece mi PP, porque a pesar de lo dificil que le hago a las personas el que me quieran, a pesar de todas las pruebas que les pongo para comprobar su cariño, a pesar de mí, él sigue conmigo, sé que no soy nada facil, sé que cualquier otro hace mucho me habría mandado a volar, sé que si no me amara tanto hace mucho que se habría cansado de mí. Y el amor, el apoyo, la comprensión que yo he recibido de él, nunca haré lo suficiente para retribuírsela, y sé que él tampoco espera que yo lo haga.

Por otro lado están mis papás, que desde que tengo uso de razón se han desvivido para que nada me falte, para darme todo lo que he necesitado y aún más; y que aun ahora se siguen preocupando por mí, me siguen viendo como a ese niño al que le cumplían todos sus caprichos. Sé que a veces he sido un ingrato por no entenderlos, por reprocharles cosas que no estaban en sus manos, cuando la verdad es que para ellos lo único que tengo es gratitud, agradecimiento y reconocimiento por todo lo que hicieron y siguen haciendo por mí, por su amor desinteresado, por los principios que me inculcaron, porque con su ejemplo me enseñaron que hay que luchar por lo que uno quiere, por lo que uno sueña, porque me enseñaron a creer en Dios, y porque gracias a eso pude crecer alejado de vicios y supe alejarme a tiempo de las malas compañías, y de aquellas personas que me pudieron llevar por el camino equivocado.

Este fin de semana me di cuenta de eso, de que no estoy solo, de que soy muy afortunado, de que es más lo que tengo que lo que me falta y de que soy todavía más afortunado porque sé que lo poco que me falta ya llegará. Y mientras llega tengo que agradecerle a Dios que me ha bendecido dándome a la familia que tanto anhelaba en mi niñez, dándome a unos padres inmejorables e inigualables, y dándome a una pareja que me ama, eso es más de lo que imaginé algún día poder llegar a tener.

jueves, noviembre 18, 2010

Poesía barata

"Yo no sirvo para estar sin verte
y esta suerte no es para mí"


Marco A. Solís

lunes, noviembre 15, 2010

jueves, noviembre 11, 2010

Concierto...desconcierto

Ayer fue el concierto de Mónica Naranjo. Mi PP llegó desde el martes en la madrugada y ayer en la mañana fuimos a dar una vuelta al centro a comprar algunas cosas que encargó la suegra y que él se tenía que llevar.

En la tarde fuimos a parque Lindavista a recoger la camisa de mi traje y comimos algo ahí mismo. Llegamos al auditorio justo cuando estaban dando la segunda llamada, entramos y nos dispusimos en nuestros lugares ansiosos por que el concierto iniciara puntual.

Desde el momento que entramos nos llamó la atención ver a una orquesta sinfónica apostada en el escenario, y supusimos que como el disco más reciente es de este estilo iba a abrir cantando algunas canciones de este disco y posteriormente cantaría sus éxitos.

Pero oh sorpresa al ver que el tiempo pasaba y la orquesta no se retiraba, y ella seguía cantando todas las canciones del disco reciente y olvidándose de las otras, esas por las que nosotros y muchos otros más íbamos a verla. Pude notar que no éramos los únicos desconcertados por lo que estábamos viendo, por su actitud al salir a cantar, retirarse y volver a salir sin dirigirle la palabra al público, agradeciendo los aplausos con una simple reverencia y conteniendo los gritos con un ademan, como toda una diva de la música clásica.

Casi al final del concierto vino la explicación, eso es lo que ahora ella canta!!! se cansó de la música popular y decidió dedicarse a la música clásica!!! Digo, que bien por ella y que bueno que, por lo que dijo, le esté dando tan buenos resultados; y eso será en otros países por que aquí el auditorio estaba como al 80% de su capacidad, y por el comportamiento del público algunos no sabíamos lo que íbamos a escuchar y otros no saben comportarse en este tipo de eventos. Me refiero a que si uno va a un recital de música clásica sabe que es una falta de respeto aplaudirle a la artista mientras está cantando y la orquesta tocando, sabe que es de mala educación cantar junto con la artista, sabe que para reconocer el talento de la artista basta con los aplausos y uno no debe de gritarle, silbarle ni hacer sonidos similares. Digo esto porque se notaba su molestia por los gritos, los aplausos y los silbidos, digo esto porque se notaba que le molestaba que no se le estuviera tratando con el respeto que una diva merece; y quizá ella lo pudo haber tomado como falta de cultura o como grosería, pero no es culpa del público, es como si un día vas a ver a Café Tacuba y salen cantando canciones de Plácido Domingo, obvio te desconcierta.

Total que a mí el concierto no me gustó, quizá lo habría disfrutado en otro lugar pero no era ni el lugar ni el público para este tipo de evento; bueno el lugar quizá sí, pero el público no.

viernes, noviembre 05, 2010

Turisteando

Como en este puente no tuvimos dinero para salir y como mi PP tuvo que trabajar y tampoco pudo venir, nos tuvimos que quedar en la ciudad y aprovechamos para recorrer la ciudad en plan turistas.

El 31 en la noche fuimos al zócalo a ver la supuesta ofrenda monumental de muertos, oh decepción! para empezar había demasiada gente, apenas y se podía caminar y de ver algo ya ni hablamos porque no se veía nada, para mi gusto le faltó planeación e iluminación, estaba bien la idea de apagar las luces pero faltaron velas.

El 1 fuimos al museo de Diego Rivera y ahí si pudimos ver una buena ofrenda de muertos, a los tres nos encantó no sólo lo bien montada que estaba sino también la idea de hacerla utilizando una pintura de Diego, además el museo por sí solo es digno de verse y la vista desde arriba es indescriptible. Otro punto a favor es que había una exposición de artículos y comida típica de Oaxaca, y obvio nos comimos uno que otro antojito.



El 2 fuimos al museo de Frida Kahlo, aqui no me gustó tanto la ofrenda como la casa y el museo con artículos personales de la pintora, me encantó la forma en que está construida y distribuida la casa, los amplios jardines, la decoración, los muebles, todo es sensacional y muy original.



Después nos fuimos al museo Dolores Olmedo donde había un concurso de disfraces con motivos revolucionarios y una exposición de artículos chiapanecos con degustación incluída!! Lo malo es que llegamos ya tarde y nos perdimos la marimba, lo bueno es que todavía alcanzamos tamales, jocotes y naches encurtidos. Esta casa fue la que más me gustó y el museo está muy bonito, pero aquí también había demasiada gente y no pudimos disfrutar ver las colecciones expuestas tanto como nos hubiera gustado.



Pues este fue un puente muy bien aprovechado y bastante divertido.

lunes, octubre 25, 2010

Ya no me dan miedo los payasos...no todos.

Es que estos payasos no son cualquier cosa, son divertidísimos. Me hicieron reír y divertirme como enano, quizá es ahí en donde se encuentra el secreto de su éxito, que hacen que uno recuerde que lo mejor de la vida son las cosas simples, que nos hacen volver a la época de nuestra infancia, a esa época de inocencia cuando nos podíamos reír a carcajada suelta por cualquier tontería, que nos podíamos divertir con cualquier cosa sin importar su precio o sin que nos preocupara que otro niño tuviera algo mejor que nosotros.

El show es relativamente simple, sólo son unos cuantos payasos haciendo payasadas, pero se ve que lo disfrutan y eso hace que uno también lo disfrute. Nos mojaron, nos llenaron de telarañas, nos emocionaron, nos hicieron soñar, utilizar la imaginación para ver un barco, un tiburón, un niño jugando con la luna, nos transportaron a lugares remotos sin movernos de nuestro asiento y a mi me hicieron reír como hace mucho no lo hacía nada.

Por un rato me volví a sentir niño, me volví a sentir como en aquellos tiempos cuando nos reuníamos con los amigos de la cuadra y lo importante era el juego, no el juguete.

Quedé encantado, fascinado y con ganas de repertir, de volver a verlos, de volver a sentirme tan bien, de olvidar las dificultades por un rato y divertirme sin pensar en nada más. Y lo de la nieve...WOW!!!

martes, octubre 19, 2010

This is it

Pues hasta aquí llegué. Este cuento se acabó.

A partir de mañana a buscar trabajo de nuevo.

Confío en Dios y en que muy pronto encontraré algo mejor.

Algo que de verdad valga la pena.

miércoles, octubre 13, 2010

Strange

Hoy el día amaneció extrañamente despejado, igual que yo. Por lo de extrañamente, no por lo de despejado.

martes, octubre 12, 2010

Nostalgia

Me habría gustado tener la edad suficiente para ir a la "disco" cuando esta canción estaba de moda, y poder bailarla en medio de la pista así como la baila ella. Igual y tampoco lo habría hecho, pero me habrìa gustado...




Relax

Hoy lo he decidido: Dejaré de preocuparme. Sé que me costará trabajo y no lo lograré de la noche a la mañana, porque toda la vida he sido preocupón y no sé vivir de otra manera. Pero ya me cansé de vivir así, de no disfrutar lo que me está pasando por temor a que si lo disfruto demasiado se termine; de no poder estar tranquilo pensando que cuando me tranquilice algo malo va a pasar. De andar estresado, preocupado, angustiado por todo lo malo que podría llegar a ocurrir.

Pero ya estoy harto, necesito relajarme, total lo que tenga que pasar ya pasará, y si pasa, no creo que sea tan grave como me lo estoy imaginando. Mejor me guardo esta angustia, esta desesperación y este estrés para cuando suceda; porque puede que no suceda y eso de andar sufriendo por anticipado como que es demasiada energía perdida a lo estúpido.

lunes, octubre 11, 2010

Valiente consuelo

"Cuando sientas que estás teniendo un mal día, no te agobies. Recuerda que siempre se puede poner peor."

jueves, octubre 07, 2010

EEEEHHHH !!!!!

Ya tengo oficina. No es muy grande, ni tiene acabados lujosos. Pero es más grande que la que tenía allá, y lo mejor: tiene un ventanal enorme que da a la calle desde donde puedo ver el contaminado horizonte.

miércoles, octubre 06, 2010

Testing

Esta está siendo una dura prueba de fortaleza, de paciencia, de perseverancia.
Y si la culmino exitosamente, si llego hasta el final habré aprendido algo que me servirá para toda la vida y que me hace mucha falta: No tomarme las cosas a modo personal.

martes, octubre 05, 2010

Happiness???

Sí, creo que la he encontrado. Y no, no estaba donde la andaba buscando, jamás iba a encontrarla estrenando ropa cada semana, comprando discos, obteniendo tarjetas de crédito, viendo todas las películas de moda, viviendo en una enorme ciudad, teniendo comodidades, comiendo en buenos restaurantes, comprando muchos zapatos. Como alguna vez dije, estaba haciendo las cosas correctas por las razones equivocadas.

La felicidad siempre ha estado en mí y si me doy permiso hasta puedo disfrutarla, si dejo de ocuparme en pensar que seré feliz cuando obtenga esto o aquello, y empiezo a vivir lo que me está pasando puede que la disfrute más a menudo. Porque no, la felicidad no es un estado de ánimo, es una actitud hacia la vida.

Y sí, este fin de semana fui muy feliz; no importaron las 5 horas que me hice hasta Celaya por mi brillante idea de irme en plena hora pico; porque al llegar estaba mi PP esperándome en la central. Fui feliz llevando al sobrino consentido al cine, fui feliz cuando los sobrinos pequeños me vieron y corrieron a abrazarme, fui feliz desayunando con la suegra y los demás, fui feliz el domingo en la comida familiar que ya extrañaba.

Incluso el domingo a la hora de la despedida, fui feliz porque sé que poco a poco las cosas irán mejorando, tomando su curso y pronto los podré ver cada semana como antes. Y también porque sabía que cuando llegara, aquí estarían esperándome la prima y la tía cosa que también me hace muy feliz.

Y ahora soy todavía más feliz porque sé que no importa lo que pase, porque sé que independientemente de todo ya no estoy solo, hay alguien ahí afuera que siempre está al pendiente de mi, que me cuida, que sólo espera que lo llame para acudir a mi rescate, y ese alguien lo puede todo, así me lo ha demostrado y así lo creo, y tanta felicidad no sería posible si no fuera por él, así que aprovecho para darle las gracias a Dios por dejarme hacer las cosas siempre como he querido y por siempre darme lo que le he pedido.

viernes, octubre 01, 2010

Realidad

Parece que últimamente la tendencia ha sido conseguir trabajos en los que me pagan por hacer casi nada, trabajos en los que me queda demasiado tiempo libre, trabajos en los que los jefes son muy, demasiados podría decirse, accesibles en cuanto a horarios y esas cuestiones.

No debería de quejarme pues la mayoría anhelamos un trabajo en el que nos paguen por hacer nada. El problema en mi caso es que soy demasiado consciente, demasiado preocupón, demasiado pesimista, demasiado paranoico y de inmediato me pongo a pensar que si mis jefes se dan cuenta del fraude que estoy cometiendo al cobrar por lo poco que hago me van a echar a la calle sin contemplaciones.

Que no debería de preocuparme porque estoy cumpliendo con lo que poco o mucho que me dicen que haga, y el que lo haga en tan poco tiempo no es culpa mía. Pero eso mismo me pasaba en Morelia y también me pasó en León; en Morelia aguanté así varios años y honestamente quizá habría aguantado más de no haber pasado lo que pasó. En León no lo resistí porque las circunstancias, del lugar y mías, eran diferentes además, obvio, del hecho de que se acabó el proyecto.

Aquí todavía no sé que vaya a pasar, digo es una situación diferente porque el puesto no estaba creado y por lo tanto no tengo las actividades bien definidas; además es relativamente demasiado pronto para preguntármelo tomando en cuenta que ayer apenas cumplí una semana. No sé si esto se vaya a quedar así o si me irán dando más actividades hasta llenarme el tiempo como me lo platicaron en la entrevista de contratación. Pero lo que me mortifica es el hecho de que se supone estoy un mes a prueba y lo que me preocupa es que después del mes me digan que como no hay mucho que hacer lo de la creación del puesto se ha cancelado, que tampoco debería mortificarme porque es algo que yo no puedo cambiar; ese es el otro problema de tener tanto tiempo libre, que me pongo a pensar demasiado y la mayoría de las veces son puras tonterías.

Supongo que mientras tanto tendré que aguantarme el aburrimiento y ver que pasa, digo mientras me sigan pagando y sea lo prometido, porque hoy que recibí mi primer sueldo después de tanto tiempo de no cobrar me sentí tan emocionado como la primera vez.

Por lo pronto mañana volveré a hacer eso que me encanta y hace tanto ya no hacía, irme de fin de semana a Celaya después de salir de trabajar y a ver que sucede la próxima semana.

miércoles, septiembre 29, 2010

Esto si me gusta

El fin de semana de nuevo vino mi PP a visitarme, teníamos el concierto del lunes y aprovechó para llegar desde el sábado en la noche.

El domingo nos fuimos de compras porque yo necesitaba ropa para mi trabajo y me emocionó mucho darme cuenta de que he bajado una talla, ya como que lo empezaba a notar y la tía ya me había dicho que estoy adelgazando, pero como que no le creía porque yo me sigo viendo igual. Pero ya vi que es verdad, los pantalones de nuevo empiezan a quedarme un poco flojos y esa es la mejor señal.

Ahora tendré que seguir con la dieta porque no quiero ser otro treintón barrigón más que tiene que vestirse como señor porque nada le queda; AH! Y también por salud…

martes, septiembre 28, 2010

Lunes de concierto


Fue el primer concierto al que asistí como “local” y tenía mis dudas acerca de sí iba alcanzar a llegar porque mi trabajo está muy al sur. Pero gracias al Guía Roji que ha sido mi salvación para eso de encontrar la forma de llegar a algún lugar, me encontré un atajo y llegué con bastante anticipación. Al poco rato llegó mi PP y entramos al auditorio.

El lugar estaba a reventar y para ser lunes fue todavía más sorprendente. Empezaron puntuales y desde la primera canción hicieron que valiera la pena, abrieron con “promises” que es una de mis favoritas porque me trae muy buenos recuerdos de una etapa de mi vida en Morelia. Así se siguieron un éxito tras otro hasta el cierre.

No traen mucha producción en cuanto a escenografía y tal pero no les hace falta, digo es una banda de las buenas, de las que no necesitan más que su presencia y su talento para entretener y hacer que el público disfrute.

De mis favoritas: Linger, Salvation, Ode to my family, Just my imagination, Animal instinct.

El climax: Zombie

La que me faltó: When you were gone

miércoles, septiembre 22, 2010

So it is...


Hoy fue mi primer día de trabajo.

Al final las cosas se acomodaron para bien y ya empecé a trabajar.

Es justo lo que estaba buscando, es justo lo que quería. Es verdad que está un tanto cuanto retirado, pero parece que hasta eso se va a resolver. Es cierto que el sueldo podría estar mejor, pero confío en que eso se arreglará con el tiempo.

Así que era cierto, todo era cuestión de pedir, todo era cuestión de creer.

No podría estar más feliz, y más agradecido.

martes, septiembre 21, 2010

It seems so

Parece que ya hicimos las pases, parece que Dios ya me ha regresado mi buena estrella y que ha empezado a iluminarme de nuevo.

Quizá nunca me la quitó, quizá siempre estuvo ahí, quizá solo bastaba que yo volteara al cielo para encontrármela de nuevo.

Igual no me quiero confiar, igual algo he aprendido y hay que bajarle un poco a la soberbia, igual es hora de empezar a ser como realmente soy y dejar de pretender.

Mañana...ya veremos mañana.

lunes, septiembre 20, 2010

Meanwhile

Pues mientras pasa lo que tiene que pasar y sucede lo que tiene que suceder; ya hay dos eventos más en nuestra agenda.


Y el próximo lunes a ver a los Cranberries!!

domingo, septiembre 19, 2010

It is almost autumn...again

Ahora que fuimos a Chapultepec caí en cuenta de que ya casi llega el otoño de nuevo. Quizá sea porque es la estación que más me gusta, pero es la única que noto cuando se acerca. Ese día amaneció nublado y soplaba un aire frío pero agradable que movía las hojas de los árboles, y vi que algunos ya se están pintando de amarillo, naranja y ocre.

De pronto me pregunté como será caminar entre tantos árboles en una tarde nublada y fría, como se verán todos a finales de noviembre ya casi sin hojas, y con todas esas hojas pintadas de café tiradas en el piso y crujiendo a cada paso.

De pronto me acordé de Morelia, de mi boulevard favorito, de ese que me encantaba caminar saliendo de trabajar en otoño. Y me dieron ganas de caminar ahí también, alguna tarde de otoño, alguna tarde de noviembre después de trabajar, de pronto me dieron ganas de estar aquí, de seguir aquí.

viernes, septiembre 17, 2010

So happy, so sad.

No es que yo sea muy patriota, pero esto del bicentenario estuvo genial. Mi PP llegó el miércoles a la media noche y la prima y yo fuimos por él a la central; de ahí nos dirigimos a la casa de los tíos en donde nos juntamos para cenar y convivir un rato. Esa noche estuvimos ahí hasta casi las cuatro de la mañana que nos venimos para la casa a descansar.
El 16 de nuevo fuimos a casa de los tíos al recalentado, vimos con ellos el desfile y el espectáculo aéreo lo disfrutamos desde la azotea. Estuvimos también jugando Wii con el hijo de la prima y chismeando con los tíos y las primas. Nos la pasamos muy divertidos. A las tres nos regresamos a la casa y nos dormimos un rato para recuperarnos de la desvelada. Al despertarnos comimos, nos sentamos a ver la TV y a platicar hasta la noche que se nos ocurrió ir al centro y probar si podíamos llegar al zócalo y ver la iluminación; obvio que no pudimos porque las calles seguían cerradas y después de dar vueltas en vano nos regresamos a la casa a dormir.
Hoy nos levantamos temprano y después de desayunar nos fuimos a Chapultepec, entramos al museo del castillo, recorrimos las diferentes salas, caminamos, caminamos y caminamos, disfrutamos de la vista de la ciudad desde arriba y nos comimos un tradicional chicharrón con crema. Después de Chapultepec nos fuimos a Coyoacán, dimos un paseo por el jardín principal, recorrimos algunas calles, vimos algunos mercados de artesanías, nos tomamos un café de “El Jarocho” y estuvimos ahí hasta que la lluvia nos obligó a correr al carro. Llegamos a la casa y nos tiramos en la sala a descansar y a disfrutar de nuestras últimas horas juntos.
Hace unos minutos llegamos de la central de llevar a mi PP, se fue en el autobús de las 11, mañana tiene que trabajar.
Estoy con sentimientos encontrados, estos dos días estuvieron maravillosos, me descubrí más enamorado que nunca, me descubrí siendo más feliz que nunca; pero ahora estoy muy triste. El se fue y yo me tuve que quedar, aún no se resuelve lo del trabajo, y aunque creo que todo saldrá bien y aunque no sea así, igual me tengo que quedar.
Esta situación es nueva y muy, muy difícil, estaba acostumbrado a cambiar de aires y no dejar nada atrás, estaba acostumbrado a que cuando me tenía que ir de un lugar cortaba de tajo con todo lo que pudiera hacerme desear volver para que el cambio no me resultase tan difícil, estaba acostumbrado a no crear vínculos demasiado fuertes con hermanos, tíos, sobrinos, familiares, amigos o cualquier otro afecto al que pudiese extrañar. Así pude salir de Chiapas, así pude salir de Morelia. Pero esta vez es diferente, estoy aquí porque es donde hay más oportunidades, estoy aquí porque la razón me dice que es donde voy a progresar. Pero mi corazón está en otro lado, pero mi corazón está con él. Y por si no fuese suficiente, están todos los demás, están sus hermanos, están sus sobrinos, está su mamá y hasta nuestros perros.
Me está resultando muy difícil esto de estar en un lado deseando estar en otro, sé que todo es cuestión de tiempo, sé que muchas personas viven igual que yo, sé que todo es cuestión de acostumbrarme, sé que terminaré por acostúmbrame. Pero mientras eso pasa me resulta muy difícil contener esta opresión en el pecho, este ardor en los ojos, este hueco en el estómago, estos sentimientos encontrados.
Lo único que me consuela es pensar que esto no será siempre así, que cuando yo me estabilice, que cuando al fin empiece a trabajar, podré convencerlo de que él también se venga para acá, para volver a estar juntos. Lo que me consuela es que esta separación nos ha servido, porque lo siento diferente, porque me siento diferente, porque creo que hemos valorado lo que tenemos, porque creo que nos hemos valorado mutuamente, porque estamos empezando a recordar porque nos unimos por primera vez.
Sólo por eso este sacrificio vale la pena, sólo por eso es que me aguanto, sólo por eso es que puedo seguir aquí, aunque sea sólo físicamente.

domingo, septiembre 12, 2010

I want to believe. I choose to believe.

Las cosas están complicadas, dicen que del plato a la boca se cae la sopa; quiero pensar que esta vez no será así. Y si pasa, sé que ya no estoy solo, y sé que habrá otro plato de sopa mejor. Ahora ya lo sé.

Today

No matter where I am,
No matter what I Do,
No matter Whom I am with,
At this time, It always feels like sunday.

lunes, septiembre 06, 2010

Reunion,

El viernes fue cumpleaños de uno de los sobrinos, de áquel que cuando empezaba a hablar me decía tíos Caos; ese día cuando llamamos para felicitarlo nos enteramos de que tenían pensado hacerle una comida para celebrarlo el día de ayer; y el viernes a última hora la tía, la prima y yo decidimos que haríamos acto de presencia en la comida.

Así que ayer muy temprano partimos rumbo a Celaya, obvio que yo iba tratando de controlar las emociones y evitaba pensar que iba a ver a mi PP después de 3 semanas y que no se me notara en exceso el entusiasmo, por qué? Lo mismo me pregunto yo. Llegamos a las 11 de la mañana y después de saludar y tal nos pusimos a desayunar, la suegra nos hizo sus ricos chilaquiles. Después de desayunar descansamos un rato, vimos la TV y a las 3 fuimos por mi PP a su trabajo. Al verlo me olvidé de todo lo que estaba tratando de controlar, creo que se me iluminó la mirada y hasta me cambió la cara y me di cuenta de que lo había extrañado más de lo que estaba dispuesto a reconocer. Fuimos a comprar unas cosas para la comida, pasamos a comprar el pastel y nos regresamos a la casa.

El cuñado y su esposa ya estaban cocinando y nosotros nos pusimos a chismear, había mucho en que ponerse al día, mucho que no se puede decir ni en 50 mensajes diarios. De pronto empezó a llover y la tarde no pudo ser más perfecta, que rico es llegar a casa y sentirse en casa. Toda la tarde nos la pasamos platicando, bromeando, jugando con los sobrinos y no nos hizo falta nada más para pasarla bien. Ya entrada la noche todos nos fuimos a dormir, y constaté lo mucho que había extrañado a mi PP, hacía mucho que no descansaba tan bien, después de cansarnos un poco...

El Domingo mi PP me sorprendió con la novedad de que ya sabe cocinar, bueno al menos hacer licuados, así que mientras yo preparaba el desayuno él hizo su licuado y le quedó bastante bueno por cierto. Después de desayunar nos acostamos en la cama, como en los viejos tiempos cuando todavía íbamos de visita de Morelia, y platicamos tan a gusto, y nos echamos una siesta tan agradable, que sólo nos despertamos cuando nos hablaron para decirnos que ya casi era hora de comer.

Después de comer empezó lo difícil, empecé a hacer mi maleta y a recoger las cosas que me iba a traer, mientras los demás jugaban cartas. De nuevo empecé a bloquearme y a tratar de no pensar en la despedida, y me funcionó bastante bien hasta que ya estábamos en el carro y vi a mi PP y a la suegra parados en la puerta y me di cuenta de que ellos se quedaban y yo me iba, y por más que traté de seguirme controlando no pude y se me salieron las de cocodrilo. Me di cuenta de que así se concluyó una era, de que así se cerró esta etapa que inició hace ya 3 años cuando nos fuimos a vivir para allá, 3 años en los que su familia se ha convertido en mi familia al punto en que me atrevería a decir que esa relación continuará y será independiente a la que tenemos mi PP y yo.
Y no, mis lágrimas no eran de tristeza, no se debían a que ya me había arrepentido de mi decisión y quería quedarme, eran simplemente la respuesta natural a lo emotivo del momento, eran el desahogo de tanta emoción reprimida.

Sé que así como se termina una etapa otra está empezando, eso me emociona y me entusiasma, porque esta vez para iniciar una etapa no tuve que cortar de tajo con todo lo que me ligaba a la etapa anterior, como lo hice en ocasiones pasadas; porque sé que aunque quizá de principio no pueda ver a mi familia tan frecuentemente como me gustaría, llegará un momento en que los vea cada fin de semana y mientras tanto estaré con otros miembros de mi familia con las que también tengo una relación excelente y las que me están ayudando a que este trance no resulte todavía más difícil. En cuanto a mi PP es verdad que últimamente teníamos serios problemas de comunicación, de intolerancia, es verdad que por mi parte hubo días en los que después de una discusión sin sentido llegué a pensar que hasta ahí había llegado todo; pero ayer que lo volví a ver después de tanto tiempo separados me di cuenta de que esto es real, que esto que tenemos vale la pena, que aún lo amo y que todavía es posible seguir con nuestros planes y sueños de vida juntos; y sí, quizá en un futuro no muy lejano volvamos a estar juntos, nos reunamos aquí, como lo imaginamos hace ya algunos cuantos años.

viernes, septiembre 03, 2010

Who the hell do I think I am?

Yo siempre me las he dado de autosuficiente, siempre he presumido que nunca he necesitado de nadie, que nadie me ha ayudado y que lo que he conseguido ha sido por mis propios méritos. Me he regodeado diciendo que no me hace falta una religión, que eso es para gente supersticiosa; he llegado incluso a decir que tengo mis dudas acerca de la existencia de Dios, que me resulta un poco complicado creer en algo que no veo, en algo que no se puede probar.

Hoy me he dado por vencido, hoy me he rendido, hoy tengo que reconocer que he sido un poco injusto, un tanto ingrato. Porque siempre he necesitado de álguien, porque hay alguien que siempre me ha ayudado, porque hay alguien que siempre ha estado ahí para mí, en mis buenos momentos, en mis malos momentos. Hay alguien que me ha dejado hacer lo que se me ha dado la gana, alguien que me ha permitido siempre salirme con la mía, alguien que se ha echo a un lado y me ha dado el libre albedrío para decidir a donde quiero llevar mi vida, alguien que sólo ha intervenido cuando he estado a punto de regarla, álguien que me ha ayudado las veces que he hecho cosas un poco...deshonestas y que de no haber sido por él no habría salido bien librado de ellas, alguien que me ha amado así como soy, con todos mis defectos, con todas mis faltas, alguien que me ha perdonado todo y por todo y que sin importarle el poco crédito que le he dado, sigue demostrándome que sigue ahí para mi, esperando, sólo esperando que le pida ayuda para dármela.

Por eso esta vez quiero darle el crédito que se merece, por eso esta vez no quiero dejar de agradecerle, porque sé que fue él, porque bastó con que yo se lo pidiera para que me lo concediera, porque bastó con que pidiera su ayuda para que me la diera. Y si, quiero darle gracias a él, gracias a DIOS por todas las bendiciones que me ha concedido, porque me ha dado más de lo que he merecido, y porque gracias a él el lunes empiezo a trabajar.

Nunca he negado que creo en Dios, pero hubo un momento en que me alejé un poco de él por personas que me hicieron creer que para poder acercarme a Dios necesitaba tener una religión, y yo aunque creo en Dios no creo en las religiones. No creo en esas personas que quieren hacerme creer que lo que Dios quiere es que viva haciendo sacrificios, que me presentan a un Dios rencoroso y vengativo al que hay que temer más que amar, a un Dios prepotente que me mandará al fuego eterno si no hago lo que, según ellos, es su voluntad; en lo que no creo es en esas personas que me dicen que Dios no quiere que sea feliz, en esas personas que me dicen que vivo en pecado porque, según su interpretación, Dios dice que lo que hago, que lo que soy es pecado.

Para mi Dios no es otra cosa más que amor incondicional, para mi Dios no es más que perdón, para mi Dios siempre es, ha sido y sigue siendo bondad, generosidad, omnipotencia, magnanimidad.

Hoy he decidido que quiero volver a acercarme a Dios, hoy he decidido que le volveré a dar su lugar en mi vida, hoy le doy de nuevo la bienvenida, y prometo no creer en las personas que me hablen mal de él, no dejarme influenciar por las religiones que manejan las cosas a su conveniencia, no permitir que nos vuelvan a separar.

domingo, agosto 29, 2010

Lost in my head

Estoy tratando de tomar las cosas con calma, estoy tratando de controlarme y no dejarme llevar por mis pensamientos, por mis ideas pesimistas, estoy tratando de controlar mis emociones y permanecer sereno y calmado. Pero hay momentos, momentos como este, días como este en el que me gana el cansancio y me embarga la angustia y la desesperación.

Ya estoy en el DF y las cosas no están resultando tan fáciles como pensaba. No debería quejarme, mi estancia en casa de la tía ha sido sensacional, me han tratado mejor de lo que me hubiese llegado a imaginar, cuento con su apoyo y en estos momentos es algo que agradezco; y por si eso no fuese suficiente si estoy escribiendo esto es gracias a que contrataron el internet para que pueda checar las bolsas de trabajo en línea.

Sin embargo, mañana cumplo dos semanas aquí y sí, he ido a un montón de entrevistas, he recorrido buena parte de la ciudad, he hecho un montón de exámenes y aún así aún no hay nada concreto. Sé que es demasiado pronto para empezar a desesperarme, sé que el plazo que me puse fue de un mes y apenas estoy a la mitad y sé que mientras siga teniendo entrevistas seguiré teniendo esperanzas. Pero de pronto la ansiedad me gana, me vence, me derrota.

Es verdad que el estar aquí me motiva, me entusiasma, ye me imaginé viviendo y trabajando aquí, y quiero quedarme aquí. Es verdad, empiezo a extrañar a mi PP, por más que traté de no pensar en él por dos semanas, situación que se torna dificil tomando en cuenta el montón de mensajes que intercambiamos al día, empiezo a extrañarlo, me empieza a hacer falta y me da miedo que si sigo aquí sin hacer nada, sin trabajo quiero decir, se me empiece a llenar la cabeza de ideas raras y me pase lo de León, y no quiero, esta vez no quiero, aquí si quiero estar, de verdad, aquí si me quiero quedar, de verdad.

Ya no sé que más hacer, pero por más cosas que hago siento que no hago lo suficiente, que podría hacer más, pero no sé qué, eso me angustia, y el tratar de no angustiarme nada más aumenta mi angustia.

Espero que esto pase pronto, que sea como esas otras veces, que las cosas resulten tan fáciles, que la solución sea tan sencilla, que después me reproche a mí mismo por haberme angustiado tanto y por nada, que después me ría de todo esto, de todo lo que pensé, de todo lo que creí que iba a salir mal y no salió.

Quisiera poder relajarme, quisiera poder entender que las cosas pasarán cuando tengan que pasar, quisiera tener resignación, quisiera poder respirar tranquilo, aliviado, sin esta opresión en el pecho, quisiera tener fe, quisiera no ser tan complicado.

martes, agosto 10, 2010

Set...

Pues lo de irme al DF es casi un hecho, la semana pasada estuve por allá viendo algunas cuestiones laborales y aunque todavía no se concreta nada, el viaje sirvió para confirmar lo de estar por allá una temporada buscando trabajo y que la tía me dará hospedaje en lo que veo que onda.

Así que el lunes salgo para allá y sin boleto de regreso, esperando que todo salga bien y que encuentre algo rápido. Por ahora esa será mi única prioridad, ya no hay nada ni nadie que me distraiga y me haga dudar, así que todas mis energías estarán enfocadas en encontrar trabajo, y ya que lo encuentre veremos lo demás.

No quiero ser demasiado optimista ni dejar que el pesimismo me gane de nuevo, pero confío que el cambiar de aires me traiga cosas nuevas, como lo ha hecho ya algunas otras veces en el transcurso de mi vida.

Bitter











Parafraseando a...

"Ya aprendí mi lección no me la digan:
El señor es vengativo, Oh! Rencoroso Señor
dime a quien abofetear y lo abofetearé"

Homer Simpson

sábado, julio 17, 2010

I was sooooooooooo wrong

Creía que lo único que hacía falta era decir que estaba listo; que el universo estaba esperando a que me decidiera para empezar a darme lo que yo creo me merezco; que mi buena estrella se había detenido junto conmigo y estaba ahí esperando a que empezara a moverme para iluminarme de nuevo. Pero no, parece que mi buena estrella se fue a iluminar a alguien más, que el universo tiene cosas mejores que hacer que confabular a mi favor, y que volver al camino va a ser un poco más difícil de lo que pensaba.

Debo aclarar que nunca me han asustado los retos, que nunca me he disminuido ante las cosas difíciles, y la prueba es que yo mismo me dificulto la vida cuando ésta podría resultarme sumamente liviana; mi problema es que nunca me he conformado con lo que me ha tocado, con lo que he tenido al alcance de la mano y siempre he querido más; mi problema es que estaba muy mal acostumbrado a que siempre me resultaba demasiado fácil salirme con la mía.

Esta vez no está siendo tan fácil, me estoy empezando a cansar de recibir tantos NOS, mi de por sí estrujada autoestima se está viendo afectada con tanto rechazo y está haciendo que empiece a pensar que no soy tan bueno como a veces, en alguno de mis ataques de delirio de grandeza, me creo.

Sé que yo decido como tomar las cosas, y que está en mí el desanimarme y pensar que todo está en mi contra, o tomar las cosas con filosofía y pensar que Dios, el universo o como quiera que se llame esa fuerza superior que hace que todo esto se mueva y tenga algo de sentido, me está preparando algo mejor.

El problema es que el tomar las cosas con filosofía me requiere demasiado esfuerzo, y el desanimarme es algo natural en mí. Aún así, me estoy esforzando, pero no sé cuanto pueda seguirlo haciendo.

Y no, no es el hecho de empezar a trabajar de nuevo lo que me asusta o me desanima, no es que ya me haya acostumbrado a la vida de “ama de casa” y ya no quiera volver al mundo laboral; todo lo contrario, ya lo extraño y muero de ganas de volver a trabajar, ya extraño hasta la frustración y el tener que aguantar el que alguien sin cerebro que por ironías de la vida resulta ser tu jefe, te quiera decir como hacer las cosas que él mismo no tiene idea de cómo hacer y que sólo te corrige para demostrar que es el jefe y te merece respeto, pero no entiende que el respeto se gana y no se impone...quiero decir que ya extraño hasta las cosas negativas, y ya ni hablar de lo mucho que extraño el que cada quincena se infle mi cartera de manera considerable.

Lo que me desanima es el proceso de buscar trabajo, el tener que estar llevando currículums, el tener que asistir a entrevistas, el tener que hacer una y otra vez las pruebas “psicométricas”, “psicológicas” y de “conocimientos”, que extrañamente para cualquier puesto y en cualquier lugar resultan ser las mismas, las mismas que hacía incluso hace 7 años que fue la última vez que pasé por esto.

Lo que me desanima es el tener que estar soportando a toda esta gente que te pregunta siempre lo mismo, “donde vives? con quien? porque estas tan lejos de tu familia? no la extrañas? porque no habías buscado trabajo antes? te piensas casar a corto plazo?...” Y tener que aguantarme las ganas de decirles, y eso que diablos tiene q ver con el trabajo? Con mis capacidades? Con mis habilidades? Y en lugar de eso poner mi cara amable (porque tengo una), asentir con la cabeza y contestar todo con una sonrisa. Y Ya ni hablemos del llenar las fichas de dominó con los puntitos, y el contestar que haría si.. o sacar porcentajes, utilizar la regla de 3, y calcular volúmenes cúbicos, como si para hacer una declaración o calcular una nómina fuese necesario hacer todas esas tonterías.

Lo que me desanima es que no tengan el valor de decime en mi amable y sonriente jeta que no soy lo que están buscando y que te digan nosotros de llamamos cuando saben de antemano que no lo harán, tanto como lo sé yo pero para no ser pesimista hago como que creo que existe una remota posibilidad de que lo hagan.

Ahora si me gustaría tener palancas, tener influencias, no para que me dieran un puesto que no merezco, al menos para que me dieran la oportunidad de demostrar todo lo que sé y de lo que soy capaz, sin que les importe mi vida y lo que unas pruebas desactualizadas puedan decir de mí.

domingo, junio 27, 2010

What I've learned about me

La razón de todos mis problemas es mi miedo a la soledad.

He hecho las cosas correctas, pero por las razones equivocadas.

El poner a otra persona antes que a mi no se llama amor, se llama baja autoestima.

No sé de donde saqué la idea de que necesitaba tener una pareja para estar totalmente realizado...ah si! De mi miedo a la soledad.

Inconscientemente me hice a la idea de que el sexo fuera del matrimonio era malo, por lo tanto para darme permiso de disfrutarlo me busqué lo más parecido a un matrimonio que en mi caso pude encontrar; algo así como esas parejas de adolescentes que se casan sólo para poder acostarse. Sólo que en mi caso eso sólo resolvió un problema.

No debo reprocharme por mis errores, estoy aprendiendo y la única forma de hacerlo es equivocándome.

Yo no hice nada malo, por mucho que me lo repitieran, por mucho que trataron de hacérmelo creer hasta que lo lograron. Yo no estuve mal, ellos sí.

El sexo no es malo, no es pecado, no está prohibido, la actitud de algunos de nosotros hacia él es lo que lo hace parecer así.

Yo no tengo problema en aceptarme tal como soy, el problema es poner tanto empeño en que los demás también lo hagan.

Soy una persona más valiosa de lo que estoy dispuesto a aceptar.

Puedo lograr cualquier cosa, sólo es cosa de proponérmelo.

Si quiero ser feliz, debo poner más empeño en lograrlo.

No es malo el pensar primero en mí, y después en CUALQUIER otro.

Al final los únicos que estarán ahí, será mi familia.

En cuanto consiga perdonar a los demás, podré perdonarme a mí mismo.

No debo tenerle miedo a la soledad, he estado solo la mayor parte de mi vida, y me la he pasado bastante bien.

Más vale sólo, que mal acompañado.

El amar a alguien no es malo, lo malo es la idealización.

Nunca voy a lograr cambiar, porque no quiero cambiar.

Ya va siendo hora de aceptar hasta lo que no me gusta de mí.

Ya no tengo energías para seguir peleándome conmigo mismo.

Me moriré cuando me tenga que morir, el que un ciclo se cierre no me va a matar.

Al final, yo soy lo único y lo más seguro que tendré siempre.

Mientras me siga haciendo expectativas con las personas, me seguirán decepcionando.

Mientras no acepte mis errores, los seguiré cometiendo, el negarlos no significa que no los haya cometido.

Nunca es demasiado tarde para recapacitar.

This time

I want more, I want it all.
And this time I’m not gonna take less than that.

jueves, junio 03, 2010

Roll on.

Hay veces que no tengo ganas de verte
Hay veces que no quiero ni tocarte
Hay veces que quisiera ahogarte en un grito
y olvidarme de esa imagen tuya,
pero no me atrevo.

Hay veces que no dejo de soñarte
de acariciarte hasta que ya no pueda,
Hay veces que quisiera morir contigo
y olvidarme de toda materia,
Pero no me atrevo.

Hay veces que no se lo que me pasa
Ya no puedo saber que es lo que pasa adentro,
Somos como gatos en celo,
Somos una celula que explota
Y esa no la paras.......no,no.

Lost...again

Ultimamente ya no escribo como antes, últimamente ya no hago nada como antes. Hoy después de checar las bolsas de trabajo que reviso casi a diario y después de enviar los más de 10 CV que envío casi a diario, caí aquí. Me dí una vuelta por los pocos blogs que quedan en mi lista de favoritos, de los tantos que tenía hace 5 años (5 años!!) cuando descubrí esto, y algo extraño sucedió.

Me volvió a pasar, lo volví a sentir, esa sensación, esa magia, ese extraño movimiento dentro del cuerpo, no en la carne, no en los huesos, en la única parte viva de myself: mi alma, consciencia, escencia u lo que sea. Eso que sentía hace 5 años cuando leía lo que otros pensaban, lo que otros sentían, lo que otros vivían, eso que me contagiaban, que me motivaban, que me hacían sentir identificado, acompañado en este mundo en el que a veces todavía no encuentro mi lugar. Eso que por un momento me sacudía y me daban ganas de salir adelante, de despertar de mi letargo, de activarme, de moverme a pesar de myself.

Ultimamente me estoy escondiendo, estoy huyendo de mi mismo. Las cosas no podrían ir mejor, pero yo no podría estar peor. No tengo motivos para quejarme, todo está saliendo bien, todo lo que estoy haciendo está saliendo bien, y sé que lo que quiero hacer, si lo intentara, también saldría bien. Pero hay algo que no está bien, y me temo que eso soy yo.

Me estoy encerrando otra vez, me estoy dejando sólo otra vez, estoy cerrando el círculo de nuevo y a los pocos a los que les había dejado la puerta abierta, a los pocos a los que había dejado entrar, estoy haciendo todo lo posible por obligarlos a salir.

Y no, no es que quiera quedarme sólo, no es que me guste estar sólo, no es que no disfrute de la compañía de los demás, es símplemente que no quiero que haya álguien que me diga las verdades que sé pero que no quiero aceptar, no quiero que haya álguien que me facilite las cosas y me haga dar el paso que falta, no quiero que haya álguien que me cuestione y haga que vuelva a incorporarme al mundo del que yo mismo me he aislado.

Lo que nadie sabe, lo que nadie entiende es que el decir que no necesito ayuda es mi forma de pedir ayuda; lo que nadie sabe, lo que nadie entiende es que el decirle a álguien que se vaya, es mi forma de pedirle que se quede; lo que nadie sabe, lo que nadie entiende es que el decir que quiero estar sólo es mi forma de pedir compañía. Lo que nadie sabe, lo que nadie entiende es que una persona que toda su vida tuvo que hacerse el fuerte para no extrañar el afecto que no tenía, tiene que aprender, aunque sea despues de sus treinta, a recibir afecto.

Y es eso precisamente, ese aprendizaje lo que a veces me cansa y me desanima y me hace volver a la comodidad de la apariencia, de la pretención. Es eso lo que hace que me pierda, que vuelva a mi encierro. Pero no pierdo la esperanza, aunque se vea cada vez más lejana, de que llegue álguien a mi puerta, álguien que comprenda que para poder entrar no debe tocar porque nunca le abriré, que lo único que tiene que hacer es empujar y entrar, y darme eso, precisamente eso que yo no le voy a pedir, álguien que me rescate de mi mismo y me ayude a tirar de una vez por todas la puerta, la pared, el muro atrás del cual me estoy escondiendo.

Es verdad, todos tenemos problemas, pero los míos son diferentes a los de los demás, mi problema soy yo.

Why'd I have to go and make things so complicated?

martes, mayo 25, 2010

40 grados

Y es que esa parecía la temperatura en el lugar, no sé si no prendieron el aire acondicionado o si a nuestros lugares no llegaba pero hacía un calorón espantoso.

Yo no tenía muchas expectativas en cuanto al concierto, pues no es que yo haya sido fan del grupo, sí conocía alguna de sus canciones y así, pero si fuí fue más que nada por nostalgia y creo que de eso se aprovecharon ellos para hacer este reencuentro.

Lo que no me pareció es que daba la impresión de que ya estaban hartos y que este último concierto ya les valía, sólo “cantaron” una hora y media, y eso tomándose unos intermedios para cambiarse de ropa y eso. Pero honestamente el concierto fue de pena ajena, y es que después de haber estado en el reencuentro de Timbiriche, éste dejó mucho que desear, empezando por que el único que cantaba que era Alan, se ha quedado sin voz, si alguna vez la tuvo.
Esto se notó después de haber terminado la segunda canción que dejó de cantar y empezó a gritar, no me quiero ni imaginar cómo habrá terminado su garganta de lastimada. Y yo digo, si ya todos sabíamos que no cantan porqué no hicieron playback?, yo lo habría agradecido más y habrían quedado mejor de cómo lo hicieron. Aparte al pobre parecía que le iba a dar algo, estaba sudando como marrana en labor de parto, terminó con la camina empapada en sudor y no tuvo la decencia de cambiársela, ni ganas de pedir otra por el temor a que nos acusaran de asesinato, porque parecía que estaba a punto de caer colapsado en medio del escenario por el enorme esfuezo físico que estaba haciendo y para el cual se notaba claramente que no se había preparado. Los otros cumplieron con estar presentables y bonitos, en la medida de sus posibilidades, tratando de hacer las coreografías que hacían en sus años mozos, pero el pobre del Alan si daba mucha pena.

El colmo fue cuando se aventó en acústico, que supongo estaba planeado como el climax del show, su versión de “Imagine”, para cuya interpretación es obvio que no tiene ni la voz, ni la pronunciación, ni la dicción, así que ni se le entendía, ni se disfrutaba, que bueno que Lennon ya se murió, que si no se moría de la impresión.

Otra cosa que no estuvo bien fue que trataron de modernizar algunos de sus grandes éxitos y como la mayoría íbamos por nostalgia, nos decepcionamos al escuchar que sus canciones ya no sonaban como las recordábamos, ese dueto que hicieron cuando cantaron 40 grados con “Tuxido” ni al caso.

Fue un concierto que no habría pasado nada si nos lo evitamos.

Timbiriche...el musical

Es una pena que siendo el primer musical que se hace en México, de un grupo mexicano, y de uno tan importante que marcó a toda una generación, no le hayan invertido más en la historia; y no es que la historia sea mala, lo que pasa es que no existe. Da la impresión de que eligieron las canciones más representativas del grupo y para que pareciera una obra de teatro escribieron unas cuantas líneas para decirlas entre canciones; pero no les funcionó, la historia no tiene un principio ni un fin, hay cosas que no quedan claras y otras que no vienen al caso, de pronto uno de los personajes fallece y uno se queda con cara de what porque su muerte no se justifica en la historia, se justifica para que canten la próxima canción nada más; hay un personaje gay que, para no parecer cliché, es un diseñador de modas!!, pero tampoco tiene peso ni justificación en la historia, pareciera que lo quisieron meter sólo para parecer incluyentes o vanguardistas, o porque estamos de “moda”. Hay canciones que no vienen al caso con la situación planteada, y situaciones que se plantean a fuerza para que vengan al caso con una canción.

Pero también tiene sus cosas buenas, la música, el arreglo de las canciones les quedó bastante bien; el casting de los actores me sorprendió pues todos tienen mejores voces incluso que algunos de los timbiriches originales, y eso que ninguno de ellos es cantante profesional, eso si la mayoría son conocidos o famosos; pero lo mejor fue la niña que nos tocó en la función, así de la nada se puso a llorar sin necesidad de gotas, cebolla o pellizcos, y a pesar de su corta edad tiene una voz que ya quisieran algunas cantantes profesionales. El cuerpo de baile es otra de las cosas que me gustó y la escenografía que aunque austera se nota que le invirtieron en tecnología, quizá por eso ya no les alcanzó el presupuesto para contratar a un buen escritor.

Pero lo mejor de lo mejor fueron los asientos, de pronto me sentía como si estuviera en medio de la obra, teníamos muy buena visibilidad, tanto que podíamos ver el terrible problema de acné que tiene la protagonista, problema que no pudo disimular ni con el maquillaje, y también nos pudimos dar nuestro taco de ojo viendo muy de cerca a los galanes que sólo habíamos visto por la TV y que en vivo se ven todavía más antojables, mis favoritos: Sergio Catalán y Alán Estrada oh my!, y la que me sorprendió por su talento y, porque no decirlo, por su belleza fue Ana Brenda, yo creía que no era más otra cara bonita, pero me demostró lo contrario.

En resumen: Me gustó más “Hoy no me puedo levantar” aquella la vi dos veces y hubiese podido verla otras más, pero ésta con una me bastó.

lunes, mayo 17, 2010

Si bastasen un par de canciones...

Pero no bastaron, ni un par, ni un quinteto, ni una docena, ni una veintena, me quedé con ganas de más. Y no es que el concierto hubiese estado mal, lo que pasa es que para quedar yo satisfecho tendría que haber cantado todas las canciones que me gustan, cosa que se antoja imposible pues son demasiadas y se seguirán acumulando mientras él siga grabando discos.

El concierto empezó puntual, sólo que le abrió un grupo X de Monterrey, al cual sólo un tercio de pubertas calenturientas conocía pues eran las únicas que cantaban con ellos y les pedían otra; lo bueno es que este grupo sabía que no eran más que el grupo de relleno y a las 9:00 se retiraron del escenario e inmediantemente después se apagaron las luces y salió la estrella, al tiempo que sonaban los acordes de “Apuntes y notas” y el auditorio, que a pesar de ser martes y de la lluvia estaba a reventar, se ponía de pié y empezábamos a cantar con él.

Como era de esperarse el escenario era sencillo, simplemente una pantalla gigante de fondo y el juego de luces; así como su vestimenta, unos jeans y una camiseta negra con la silueta de un águila al frente en rojo y la misma silueta pero con la bandera mexicana en la espalda, y un saco verde del cual se despojó después de la primera canción para beneplácito de todos nosotros los asistentes. Pero no necesitó más para volvernos locos, bastó con su voz, con su simpatía, con esa forma inigualable de interpretar sus composiciones, con el talento de sus coristas y de sus músicos, el del saxofón me dejó con el ojo cuadrado. Es verdad que a sus 47 años ya no es el mismo chiquillo que me hizo sentir cosas raras cuando vi el video de la canción por la cual lo conocí y que da título a este post, sin embargo creo que ahora está mejor que nunca y sigue siendo el mismo Eros PAPAzzotti de siempre.

Quedé más que fascinado y emocionado con las dos horas de concierto y aunque no cantó la que por mucho es mi canción más favorita “éxodo”, gocé con la interpretación de otras de mis favoritas como: Donde hay música, un segundo de paz, cuanto amor me das, estrella gemela, una historia importante, si bastasen un par de canciones, una emoción para siempre, I belong to you, Música es, amor en contra, la aurora, la sombra del gigante, cosas de la vida, fuego en el fuego, por ti me casaré, y todas las demás. Lo que creo que todos le agradecimos es que a pesar de que no habla muy bien el español y de que, como el mismo lo dijo, le resulta difícil cantar en dos idiomas hizo su mejor esfuerzo para deleitarnos cantando la mayoría de las canciones en nuestro idioma; incluso hasta al final cuando después de que se apagaron las luces volvió al escenario ahora con una camiseta roja para despedirse de nosotros cantando "Dímelo a mí" y finalmente "La cosa más bella", con la cual nos dio las gracias por acompañarlo esa noche.

Este ha sido por mucho mi concierto favorito y lo será por mucho tiempo me puse nostálgico, me emocioné casi hasta las lágrimas, me reí y canté todas y cada una de las canciones, incluso las que cantó en italiano. Ahora si ya no hay duda de que es mi cantante favorito, antes lo tenía empatado con La Trevi, pero después de haberlo visto en vivo y de haber deleitado mis oídos y mis pupulas, puedo decir con total convicción de que Eros es mi favorito del mundo y sus alrededores; pues aparte de ser un excelente compositor, interprete y músico, vaya manera de tocar la guitarra, le hace honor a su nombre de dios griego.


lunes, mayo 10, 2010

Y toqué la Gloria

El jueves pasado fue el último concierto de Gloria Trevi en México de su gira "Una rosa blu", el concierto fue en el centro de espectáculos de la feria de Morelia, y obvio nosotros no podíamos faltar. Nos fuimos desde temprano pues yo tenía que hacer unos trámites en una dependencia de gobierno respecto a mi titulación, trámites que por cierto no pude hacer pues, raro en nuestro país, como ya casi era fin de semana el tipo encargado salió temprano y nunca regresó. Pero ya que estábamos allá aprovechamos para recorrer la ciudad y comernos una nieve de pasta disfrutando de mi adorada Morelia.

Llegada la hora nos fuimos a las instalaciones de la feria, yo no la conocía pues cuando vivía allá nunca iba y menos después de que las cambiaron y las mandaron tan lejos de la ciudad, pero les quedaron bien porque donde estaba antes todo quedaba como muy junto y no se podía ni caminar y en este lugar cada cosa tiene su ubicación.

Entramos al palenque y constatamos que en efecto teníamos boletos de primera fila, lo que nos emocionó aunque la emoción nos duró poco pues los estúpidos organizadores se desesperaron al ver que no se llenaba y dejaron que todos los que tenían boleto de general ocuparan los asientos de abajo, obvio aquello fue un caos y hubo gente que quiso llegar hasta abajo y acomodarse en el espacio que quedaba entre la primera fila y el escenario, cosa que no permitimos y aunque nos tuvimos que pelear con un dizque club de fans que quería poner una manta frente a nosotros y taparnos toda la visibilad, logramos que se quitaran. Claro que los organizadores debieron haberse dado de topes cuando vieron que una vez iniciado el concierto el lugar se llenó y no les quedó más que vender todas las entradas a precio de general.

El concierto estuvo genial, increíble, la teníamos justo enfrente, a menos de un metro de distancia, podíamos verle hasta la celulitis, podíamos casi casi hasta tocarla, y yo lo hice cuando se acercó a saludar y pude tocarle la mano. También estuvo diferente pues cantó muchas canciones que no había cantado en sus otras presentaciones, como la de Qué hago aquí? en donde dejó que todos los niños que estaban en el concierto, que eran un buen, llegaran hasta el escenario y cantaran con ella. Después de casi dos horas de show se despidió y prometió volver con su nuevo disco, momento que ya estoy esperando.

Salimos de la feria pasada la media noche y pudimos alcanzar el autobús de la 1:45 que nos trajo a Celaya, donde ya estaba el cuñado tan lindo como siempre esperándonos para traernos a casa.



Ya vine y ya me voy

Pues si me fui una semana al DF, la tía me trajo de aquí para allá y nos paseamos por una buena parte de la ciudad comprando las cosas para la fiesta de la beba y otras cosas que nos encargaron la suegra y las cuñadas; el viernes en la tarde terminamos con las compras y ese mismo día en la noche salimos para acá.

El sábado muy temprano empezamos a preparar todo para la fiesta, pues como esta vez rentamos un salón nos tuvimos que ir desde temprano para la decoración y empezar a llevar las cosas.

La fiesta estuvo de pelos, genial, todo salió muy bien y lo más importante es que la beba estuvo muy contenta y disfrutó de su fiesta, obvio que nosotros en la noche caímos rendidos de cansancio pero felices por el éxito obtenido.

Respecto a la razón oculta de mi viaje, hay buenas posibilidades pues yo me la pasé muy bien por allá y me atrevería a decir que ellas también con mi presencia, además un día salió el tema del trabajo y la tía me dijo que era probable que alguno de sus contactos me pudiese conseguir algo.

Mañana salgo de nuevo para el DF y estaré otra semana por allá pues mañana es mi concierto de Eros (eehhh!!) y el sábado se va mi PP para irnos a ver el musical de Timbiriche, además parece que también se va la suegra con algunos de los sobrinos pues el sábado hay una fiesta allá. Este será el segundo round y a ver si ahora regreso con fechas de posibles entrevistas.

miércoles, abril 21, 2010

Ready...

El lunes me voy al DF estaré una semana por allá, voy a acompañar a la tía a comprar las últimas cosas para la fiesta de la beba que ya está a la vuelta de la esquina y me regresaré con ellas el sábado.

El viaje también tiene un propósito oculto, pues aunque la idea de irme para ayudarlas fue de ellas, yo no lo dudé pues estando allá aprovecharé para hablar con ellas y comentarles acerca de lo de buscar trabajo por allá.

Y es que últimamente he sentido que ha llegado el momento, que ha llegado la hora, que estoy listo para ponerme de nuevo los tenis y volver a la carrera. Lo único que me falta es definir el lugar en el que empezaré a correr, y eso espero definirlo la próxima semana.

Por lo pronto mañana me voy a Morelia a presentar mis exámenes de competencia en inglés y computación y a presentar mi proyecto de tésis, si me lo autorizan significa que podré titularme en este año y eso me emociona!!

martes, abril 20, 2010

Dos y ya...

Es el cierre de su gira y ni modo de no ir estando tan cerca...bueno ni tanto, pero quien sabe cuando regrese a dar conciertos. Además conseguimos boletos en primera fila, cómo desaprovechar la oportunidad??



Ahora sí alcanzamos boletos, no sé cómo le vayamos a hacer por que el concierto es hasta septiembre y para entonces ya espero estar trabajando, pero por lo pronto ya tenemos los boletos y ya está agendada la fecha.

jueves, abril 15, 2010

Próximos eventos


El 15 de Mayo, arovechando que yo iré para el 11 a ver a Eros, nos vamos a ir a ver el musical de Timbiriche. Todavía no se estrena y quien sabe como vaya a estar, pero después del buen sabor de boca que me dejó "Hoy no me puedo levantar" sospecho que éste sólo por la música ya valdrá la pena; eso y que, como aprovechamos la preventa, conseguimos lugar en primera fila!!





Si, Magneto! un placer culposo. Después de verlos en el evento 40, como que se nos antojó verlos más de cerca y por más tiempo. Ya sé que no cantan nada y tal, pero creo que va a ser divertido recordar mis últimos años de infancia escuchando su música; aparte "Para siempre" me recuerda a un queridísimo amigo de la secundaria al que nunca volví a ver y al que aún hoy todavía extraño; y si estas razones no bastasen, la prima y la tía querían ir y cómo íbamos a dejarlas ir solas...

lunes, abril 12, 2010

Ya falta menos

A casi un mes de que se llegue el tan esperado concierto del que es mi ídolo desde mi adolescencia, del que es por mucho mi cantante favorito, del único por el que me atreveré a ir a un concierto sólo, del que estoy seguro me hará gritar como puberta calenturienta, del que me hará suspirar cuando cante alguna de mis muchas canciones favoritas suyas, de ese que aparte de que me gusta como canta y como compone, me mueve la hormona.


Me he dado a la tarea de repasar su discografía y de actualizarme escuchando todos y cada uno de sus discos; y lo que descubrí es que todos me gustan, incluso este que es el más reciente y que acabo de comprar.


Coming out o el efecto Ricky Martin

La noticia de 8 columnas en los espectáculos hace algunas semanas fue el que Ricky Martin se declarara homosexual; personalmente no creo que la orientación sexual de una persona pueda ser considerada una noticia, pues es algo muy personal, privado e íntimo que no debería interesarle a nadie más que al afectado; sin embargo respeto a quienes deciden hacerlo materia de escudriño público, así como a quienes prefieren reservárselo. Lo que no puedo negar es que tratándose de figuras públicas estas declaraciones tienen sus repercusiones a todos los niveles, repercusiones que ya llegaron hasta a mí.

Y es que la semana pasada mi PP me sorprendió con la noticia de que nos ha sacado del clóset con sus compañeros de trabajo; aunque nosotros nunca hemos estado propiamente en el clóset, al menos no desde que estamos juntos. Nosotros compartimos la idea de que nuestra orientación sexual no es más que un rasgo más de nuestra forma de ser, de nuestra personalidad y de que, así como no andamos diciéndole a la gente que no nos gusta bañarnos los domingos, o que somos temperamentales, impulsivos e impacientes, tampoco tenemos que andar pregonando que somos gays, así como tampoco tenemos por qué negarlo en caso de que nos lo cuestionen, pues es algo de lo que no estamos avergonzados.

Lo que pasó con mi PP es que, por lo que me contó, estaban sus compañeros comentando acerca de este asunto de Martin, cuando una de sus compañeras le pidió su opinión, él les dijo eso mismo que acabo de comentar yo; y a pregunta expresa de esta compañera él les contestó que en efecto es gay; y como ellos me conocen y nos han visto juntos en muchos lados incluso en reuniones que ellos organizan, la pregunta se desvió acerca de nuestra relación y él les dijo la verdad.

Personalmente nunca me he encontrado en la posición de que alguien me pregunte directamente acerca de mi orientación, y honestamente no sé como reaccionaria, pero creo que dependería en gran parte de quien me preguntase y de la relación que tenga con esa persona, pues si es alguien X en mi vida no tendría por que contestarle, pero si es alguien de mi familia o algún amigo cercano, creo que no tendría empacho alguno en confiárselo. Eso creo.